Leo Messi se Confiesa antes del Mundial de Rusia

El astro del fútbol mundial conversó en el proglama argentino "La Cornisa", en donde confesó varios secretos de su carrera, pasado, presente y futuro


Leo Messi, por muchos considerado el mejor jugador de todos los tiempos, hizo un repaso desde su infancia hasta el deseo de ganar el Mundial de Rusia. Habla de cómo ha cambiado su juego.

¿GANAR EN EL FÚTBOL ES LO MÁS IMPORTANTE EN SU VIDA?
"La llegada de mi primer hijo (Thiago) hizo que abra la cabeza y no me cierre en el fútbol. Obviamente no me gustar perder, no me gusta empatar... pero lo tomo de otra manera. Hay cosas mucho más importantes que un resultado. Al final es un juego, todos queremos ganar y ser campeones, pero a veces no se puede. Una vez que se termina eso (el fútbol) hay otras cosas".

Leo Messi se Confiesa antes del Mundial de Rusia 2018


¿Cómo se lleva la fama?
"Yo lo tomo con naturalidad. Me acostumbré a vivir de esa manera y lo hago todo normal. Es lo más fácil, ser uno mismo y ser natural y no tener que ir pensando todo el tiempo qué hacer porque te están observando continuamente". "Todo lo que me pasa lo hablo con mi familia, mi mujer, mi mamá, mi papá, mis hermanos. Ellos son lo que siempre están y saben todo".

"Soy cociente de que por ahí, cuando hablo, puede repercutir mucho por todos lados, y que se puede interpretar mal. Intento de no meterme en líos, no me gusta. Cuido siempre lo que digo y ser consciente de lo que estoy hablando para no generar ningún tipo de confusiones".

¿Nueva forma de jugar?
Obviamente creces y aprendes. Antes tomaba la pelota e intentaba hacer mi jugada, hoy intento hacer jugar más al equipo. Ahora prefiero que pase la pelota por mí y no ser tan definidor. No soy tan egoísta cerca del área. Intento mover más al equipo desde otra posición. Creo que sigo corriendo igual que lo hice siempre, de distinta manera

La infancia no fue fácil, con el tema hormonas
Me inyectaba yo solo las hormonas cuando era pequeño, una vez por noche. Cada día me tocaba una pierna. Empecé con 11 más o menos. No me impresionaba, al principio me lo hacían mis padres, luego aprendí. Era como un lápiz, pequeño. No me dolía y lo hacía con normalidad.

Decidió muy joven venir a Barcelona
El hecho de venir no me costó tanto. Mis hermanos eran mayores y tenían su vida en Argentina para volver. Mi hermana se volvió con mi madre porque no se adaptaba. Me quedé solo con mi padre. Me dijo, ¿qué hacemos? No, yo me quiero quedar, estoy convencido, veía que la posibilidad era real.

NO TE PIERDAS LA ENTREVISTA COMPLETA EN YOUTUBE

Los vómitos de Leo
"Tenía de todo ahí adentro. Con lo mal que he comido durante muchos años... con 22 o 23 años no te enteras de nada. Comía chocolate, alfajores, gaseosas, de todo". "Ahora como bien. Como pescado, carne, ensalada, verdura. Como de todo pero ordenado y bien" . "Noté mucho el cambio, sobre todo en el momento del vómito. Se dijeron muchísimas cosas, se hablaron de cosas que podían ser y al final se acomodó y me acomodé y no me pasó más

¿Será tu último Mundial?
Es lo que sentimos esta camada que venimos jugando juntos este último tiempo. Hemos llegado a tres finales y no sirve de nada. El pensamiento es del grupo, que no hemos podido ganar. Se dijeron muchísimas cosas de nosotros, y si no somos campeones se va a decir mucho más. Por eso sería el momento…Por un lado es como darles la razón, por otro es dejar el camino libre. Es lo que van a pedir. No soy inmortal. Fue lo que vendió el periodismo deportivo, aunque son pocos los que piensan así.

¿Sueñas con estar el 15 de julio en la final en Rusia?
Poder estar en esa final, poder levantar la Copa es lo que deseo. Cada día se hace más fuerte mi deseo. Sabemos que es muy difícil ganar un Mundial, en 2014 quedamos cerquita y fue muy doloroso. Fue duro. Queremos ver la foto ahí arriba, todos los deseamos. Ya sé que es parte de esto, y espero que no me afecten las críticas. Vienen conmigo desde hace mucho tiempo. Tengo la mente dura ya. Se venían diciendo cosas fuera de lo deportivo. Pueden opinar si juego bien o mal, pero hablar de mis cosas cuando no son verdad… Yo soy el primero que sé cuándo juego mal, no pasa por los goles, pasa por la participación en el campo, por tener el juego.

No hay comentarios