El PSG y la maldición de la Champions

Equipo de París no pasa de cuartos desde la temporada 2012-2013 y sueña con poder llegar a una final


El DT Unai Emery vaticinó que: "El PSG ganará la Champions... y espero que sea conmigo en el banquillo". Sin embargo la historia nos muestra que para ello, el París Saint Germain deberá romper un maleficio que parece perseguirlos en su intento de conquista de Champions.

El PSG y la maldición de la Champions

En esta temporada, el PSG afronta la eliminatoria ante el Real Madrid como todo un reto. Como un desafío, y como la mayor esperanza de hacer olvidar los últimos años en Champions del conjunto parisino. Tanto es así, que lleva desde la temporada 12-13 sin lograr pasar de cuartos de final.

Empate  y adiós: La maldición del PSG en la Champions comenzó en abril de 2013. Aquel curso, los franceses se midieron al FC Barcelona en cuartos y firmaron un empate a dos en casa en la ida, gracias a un gol del PSG en el descuento. En la vuelta, se adelantaron incluso los de Ancelotti con un gol que sellaba el pase, pero Pedro empató y cerró la clasificación azulgrana.

Chelsea los manda a casa: Peor fue para el PSG la siguiente temporada. En cuartos encarriló la eliminatoria con una victoria ante el Chelsea por 3-1 en París. Llegaban a Londres con la obligación solo de defender el triunfo, pero los ingleses le dieron la vuelta y ganaron por dos goles a cero en su casa. Un resultado que dejó fuera de las semifinales a los galos.

Otra vez el Barça: El equipo de Luis Enrique se convirtió en 2015 en la pesadilla del PSG. Dos años más tarde, los culés se cruzaban de nuevo en cuartos en el camino de los franceses, esta vez, para finiquitar la eliminatoria desde el primer momento. Dos triunfos de los culés (1-3 en la ida y 2-0 en la vuelta en el Camp Nou) eliminaban a los de Laurent Blanc.


El City los despide en 2016:  Otra vez, en cuartos de final. Un empate a dos en la ida en París el 6 de abril dejaba abierta una eliminatoria que una semana después iba a finiquitar el conjunto inglés. Un gol de los de Pellegrini en Manchester fue suficiente para que el PSG, una año más, se despidiese de Europa.

2017 y la remontada histórica:  Fue la nohe más negra que se recuerda. La remontada del Barcelona dejó al club en una crisis sin precedentes. Pese al desastroso arbitraje de Aytekin, entre los dirigentes costó digerir la eliminación tras un 4-0 en París que hizo enloquecer a todos los aficionados. El equipo caía de forma estrepitosa (6-1) y volvía a demostrar falta de madurez en los momentos cruciales. Curiosamente, Neymar fue el verdugo del PSG aquella noche.



Para el PSG, y echando la vista atrás, la experiencia sirvió para aprender de los errores y gestionar una crisis con cabeza fría. Emery tendrá una segunda oportunidad, con un equipo a priori con más experiencia y con mucha más calidad con la llegada de Neymar y Mbappé.

Por más que enfrente tengan esta temporada al Supercampeón de 12 Champions, el Real Madrid, los parisinos confían que esta vez será. La llegada de las nuevas figuras y su gran momento hacen que este año la fe sea inquebrantable.

No hay comentarios